Yo soy un niño.

Yo soy un niño.

29/03/2017
Y entonces pienso que soy tan solo un niño y que no estoy preparado para la vida.
 
Mi imaginación navega por la adultez como una película gris y terrorífica que me deja sin palabras.
 
Y pienso que la vida no es un juego y que todo es demasiado serio para que yo pueda formar parte de ella.
 
Reflexiono con atención en todo lo que podría salir mal y me paseo por todas las situaciones posibles.
 
Entonces recuerdo que el mundo está formado por niños.
 
Que nadie sabe lo que hace y que todos seguimos siendo infantes a la deriva.
 
Que algunos olvidaron cómo jugar pero continúan llorando como un niño, sintiendo como un niño, temiendo como un niño.
 
Y entonces pienso que está bien ser un niño.
 
Que está bien observar el mundo desde esa perspectiva pueril y despreocupada.
 
Que ir sin rumbo y sin camino es aterrador pero hace el trayecto, uno divertido y agradable.
 
Que yo también continúo siendo ese infante lleno de miedos y aspiraciones que sabe jugar, que puede reír, que sabe cantar.
 
Que aunque a veces olvido como disfrutar como un crío, el temor me regresa a mis primeros años.
 
Recapacito en que todos fingimos tener idea.
 
Que todos pretendemos entender.
 
Que todos aparentamos ser.
 
Todos simulamos querer.
 
Y me consuela la unanimidad.
 
Me tranquiliza lo uniforme.
 
Me apacigua la sincronía.
 
Me creo por pocos momentos parte de ese mundo, de esa vida en la que nadie sabe ser un niño pero en la que todos vivimos como si lo fuéramos.
 
Somos niños en las peores cosas que representan ser un niño y dejamos a un lado las que deberían de importar.
 
Hoy decidiré llorar como un bebé, creer como un crío, sentir como cuando era pequeño y vivir como un niño. 
square-error.jpg Campos requeridos El formulario no ha sido enviado, favor de verificar los siguientes campos:
← completar formulario