Mi peregrinar a Santiago

Mi peregrinar a Santiago

7/06/2017
Hay un promedio de 800km entre Roncesvalles y Santiago de Compostela.
 
Con tantas rutas alternas y formas de hacerlo, los kilómetros no están nunca bien definidos.
 
Lo que sé es que nosotros los recorrimos juntos.
 
Que pasamos a los peregrinos a pie.
 
Que sellamos en cada parada nuestro pasaporte.
 
Que sufrimos y lloramos.
 
Que algunas lagrimas fueron de alegría y otras muchas de cansancio, unas más de añoranza.
 
Que durante kilómetros mis ojos no dejaron de llorar con un sentimiento mezclado de pensamientos contrapuestos.
 
Que no creo en ningún santo pero en muchos momentos le rogué a Santiago para que ya se acabara.
 
Que re descubrí ese amor al sufrimiento que llevamos nosotros en la sangre.
 
Que detesté el camino y lo amé muchas veces.
 
Que según el peregrino eterno, el camino empieza cuando llegas a Santiago.
 
Que hay gente despierta a la 6 de la mañana.
 
Que muchos kilómetros no son tantos.
 
Que la fe no sé si mueva montañas pero mueve a mucha gente.
 
Que yo me muevo porque tengo fe en mí.
 
Que es verdad que en la vida no importa el destino si no el camino.
 
Que el viaje es menos duro si lo haces acompañado.
 
Que la compañía también es una carga.
 
Que cuando llueve quieres que salga el sol y cuando el calor arremete, pides que el cielo te lo quite.
 
Que mi hermano también puede ser mi amigo.
 
Que disfrutar una caña siempre ayuda a descansar.
 
Y que siempre es mejor parar a descansar para poder recomenzar con más fuerza.
 
Que la fuerza te la da lo que te rodea.
 
Y que tú decides que y quién es el que te rodea. 

 
Hoy que empieza de nuevo mi andar, buen camino peregrino.
square-error.jpg Campos requeridos El formulario no ha sido enviado, favor de verificar los siguientes campos:
← completar formulario