Mujer y bruja

Mujer y bruja

12/06/2017
Esa mujer es una bruja.
 
La magia de su falda corta atrae a los hombres a su entrepierna y el desenfreno no encuentra explicación.
Su lengua es venenosa y su saliva lo cura todo.
Brilla como la luna y se ensombrece de vez en vez.
 
Esa mujer es una bruja.
 
Las pócimas de sus pechos llaman a los hombres y a las mujeres.
Las miradas se dirigen a sus senos y las críticas y los silbidos la persiguen sin razón.
Sus tetas brincan mientras camina e inducen sin pensar.
 
Esa mujer es una bruja.
 
Su hechicería poseyó a su novio quien creyó que quería cuando no quería.
Lo hizo sordo ante sus quejas y ciego ante el dolor.
Sus embrujos convencieron a los transeúntes de que su culo era también de ellos y sus encantamientos junto a sus encantos, persuadieron a los otros de que su magia era un peligro.
 
Esa mujer es una bruja.
 
Sus piernas bailan al ritmo de los tambores y sus manos se desplazan con el son.
Destapa su cuerpo para el sol y sus movimientos son como el canto de una sirena.
Prefiere mostrar sus pechos a su miedo y el terror lo esconde entre sus faldas.
Su libertad no está a la venta pero algunos creen que su cuerpo sí.
 
Esa mujer es una bruja.
 
Su humor es cambiante como los vientos,
con subidas y bajadas como los montes,
con alegrías y tristezas como los hombres
y con amores y desamores como los demás
pero a las brujas no se les permite cambiar.
 
Esa mujer es un bruja.
 
Su voz es fuerte y resuena cuando dice lo que quiere.
Grita injusticia como tal y como un embrujo y los hombres y las mujeres tiemblan en secreto al escuchar su cantar.
 
Esa mujer es una bruja.
 
Su mirada dice que sí aunque ella diga que no.
Su cuerpo dice sí aunque ella grite no.
Sus acciones gritan sí aunque ella llore pidiendo auxilio.
Es confusa como la magia negra e intrigante como la santería.
 
Esa mujer es una bruja.
 
Algunos la aguardan entre las sombras y otros la escudriñan en pleno sol.
Algunas la contemplan con admiro y otras la examinan con desdén.
Unxs braman y otrxs vociferan en su contra mientras ella cambia sus os por equis y sus as por igualdad.
 
Esa mujer es una bruja.
 
El sol se esconde de ella y en las sombras vive con locura.
La luna la reverencia y el mundo es obscuridad en su andar.
El viento revuelve su pelo y ella disfruta el movimiento.
Su cara se moja con la lluvia y ella corre en contra de lo etéreo.
 
Esa mujer es una bruja.
 
Sus labios son rojos como un conjuro.
Su escote es abierto como los libros.
Sus piernas apacibles como la noche.
Y sus brazos rítmicos como un compás.
 
Esa mujer es una bruja.
 
Y los hombres le gritan bruja
y las mujeres le gritan bruja.
Su mamá la llamó bruja.
Y ella creyó que era una bruja.
 
Esa mujer es una bruja.
 
Y al final lo más fácil como a ella y a las demás brujas, sería quemarla en una hoguera.
square-error.jpg Campos requeridos El formulario no ha sido enviado, favor de verificar los siguientes campos:
← completar formulario