Descubrir

Descubrir

17/10/2017
Decidí mientras leía poesía, que quizás no estaba hecho para comprender aquellas letras de amor que poco me significaban. Sabía, porque así se me dijo, que dentro de aquellos versos, podría encontrar pedacitos de divinidad celestial.
Pero mis carencias resultaron siempre ganadoras ante la lírica.
Decidí aquella tarde, en un tren en camino a casa. Que disfrutaría más bien, de palabras abandonadas que yo arrebataría del texto por el placer de enunciarlas. Fueron entonces, un listado de palabras inconexas.
Estrellitas en un lienzo blanco sin pretensiones.
Puntitos de tinta negra.
Decidí también, que el mismo gozo podría darme leer un diccionario en desorden y articular cada vocablo como si fuera la primera vez que se expresara.
Así pues, dije
amores, inefable
            Sinsentido
Percibir.
Sensato Recuerdo
De un querer violento
Propiedad deseosa de contacto
            Cariñito.
Pasiones arrebatadas.
De mí y no de forma.
Vello.
            Nombre.
                       Parloteo.
Sustancia líquido Recortada
FOGOSO EL BRAMAR.
Anhelante el pedir.
square-error.jpg Campos requeridos El formulario no ha sido enviado, favor de verificar los siguientes campos:
← completar formulario